BOOKING DA UN ULTIMÁTUM A LOS DUEÑOS DE PISOS TURÍSTICOS: O LES REMITEN LOS DATOS A ENVIAR A HACIENDA O DARÁ DE BAJA SUS ANUNCIOS

Después de que la Agencia Tributaria (AEAT) tenga en el punto de mira a Booking, el gigante de las reservas vacacionales (y profesionales), les exige el envío de los datos de propietarios de pisos que publicitan en su web debido a que este tipo de plataformas están obligadas a remitir la información de propietarios al fisco, para que la AEAT pueda luego cruzarla con la que estos contribuyentes declaran y certificar así si tributan por todos los ingresos que obtienen por los alquileres; dicha obligación fue establecida por el gobierno del PP con Cristóbal Montoro en el Ministerio de Hacienda.

No todas las compañías han cumplido con dicha obligación siendo Booking una de ellas, según el medio Cinco Días, de ahí a que la compañía envíe el citado requerimiento a los caseros que no han remitido aún la información solicitada por Hacienda cuya multa a la que se enfrenta Booking en caso de no hacerlo es la más alta prevista en la norma: hasta 600.000 euros.

La obligación de remitir información fiscal de los alquileres turísticos  ha resultado clave a la Agencia Tributaria para estrechar el cerco sobre los dueños de pisos vacacionales y que incluyan los ingresos en la declaración de la renta.

De hecho, la pasada campaña de la renta incluyó 700.000 avisos en los borradores del IRPF de aquellos contribuyentes de los que tenía constancia que habían alquilado pisos a través de diferentes plataformas, recordándoles su obligación de tributar por esas rentas y cuya cifra casi triplica las 250.000 notificaciones remitidas el año anterior.

FUENTE: LA VOZ DE GALICIA