¿QUÉ SABEN LOS ESPAÑOLES SOBRE LOS PRÉSTAMOS HIPOTECARIOS?

Los años de crisis inmobiliaria han dejado marca en la cultura hipotecaria de los españoles, que muestran tener, en muchos casos, conocimientos acertados sobre el funcionamiento de este tipo de préstamos. Una encuesta realizada por idealista, el marketplace inmobiliario de España, ha analizado sus percepciones del mercado.

Ahorros necesarios

Dos de cada tres personas cree que para hacer frente a la compra de una vivienda apoyándose en un préstamo hipotecario es necesario contar con unos ahorros previos de más del 20% del precio de compra. Un 26,3% considera que aportar entre el 10% y 20% de este precio sería suficiente, mientras que sólo un 3% opina que debería aportar menos de un 10% del valor. Resulta sorprendente que un 4,7% de los consultados estimen que no es necesario aportar ningún ahorro para acceder al mercado hipotecario.

Según Juan Villén, director de idealista/hipotecas, “se necesita una cantidad importante de ahorros para que se conceda una hipoteca: en torno al 30% de las solicitudes de hipoteca que recibimos en idealista son clientes que quieren comprar y necesitan una hipoteca, pero no tienen nada ahorrado (necesitan financiación del 100% + gastos)”.

“La mayor parte de los bancos limitan la financiación al 80% del precio, y teniendo en cuenta que los gastos suponen un 8-12% del precio de compra, estamos hablando de que los compradores necesitan aportar ahorros del 28-32%. Si a esto le sumamos la compra de muebles, reformas, etc., el ahorro necesario se dispara. De todas formas, es cierto que, ante la fuerte competencia y la falta de ahorros de los solicitantes, los bancos están siendo más creativos, ofreciendo algunos hasta el 90%-95% del precio de compra, o incluso el 100% de la compra si se compra barato y la hipoteca no supera el 80% del valor de tasación”, añade el experto.

Hipotecas más baratas

Ante la pregunta de qué tipo de hipoteca resulta más interesante económicamente, las personas consultadas siguen pensando mayoritariamente que las de tipo variable son más baratas (el 67,7% de los consultados lo cree), seguidas por las de tipo fijo (el 30,7%) y por último las llamadas ‘multidivisa’ (1,6%).

Según explica Juan Villén, “a simple vista puede parecer que las hipotecas variables son más baratas que las fijas. Los tipos de interés están en niveles históricamente bajos, aunque no se puede prever su comportamiento en el largo plazo. El tipo medio histórico está en el 2,3%, por lo que si conseguimos una hipoteca fija a 30 años al 2,15% tendríamos un equivalente a Euribor menos 0,15%, cuando las ofertas a tipo variable están en torno a Euribor + 0,99%. De todas formas, si pensamos cambiar de casa en menos de 10 años, o pagar la hipoteca anticipadamente, seguramente la hipoteca a tipo variable sea una mejor opción”.

Factores que inciden en el precio de una hipoteca

Casi el 70% de los encuestados opina que el factor que más afecta al precio del préstamo es el diferencial o el tipo de interés, mientras que para un 19,2% deberíamos fijarnos en los compromisos de vinculación y para un 11,7% en las comisiones.

El responsable de idealista/hipotecas aclara que “la hipoteca con el diferencial más bajo no siempre es la más barata: el coste viene determinado por muchas variables, de las cuales el diferencial es el más relevante, pero no el único. Los bancos incluyen otras comisiones (apertura, cancelación anticipada, de riesgo de tipo de interés…) que afectan al coste total. Y también ofrecen diferenciales más competitivos a cambio de compromisos de vinculación que pueden suponer un coste adicional frente a la no contratación de estos productos”.

“El ejemplo más claro es el seguro de vida: aunque es sin duda una protección que da tranquilidad al consumidor, cuanto mayor eres más caro es el seguro, y si sumamos el coste de esas primas a las cuotas mensuales, a menudo la hipoteca más barata deja de serlo. A veces la hipoteca sin vinculaciones con un tipo de interés ligeramente más alto resulta ser la más barata”, subraya Villén.

LA COMPRAVENTA DE VIVIENDA SE INCREMENTÓ EN MAYO DE 2017 UN 17,5%Y SU PRECIO UN 0,3%

 

La compraventa de vivienda se situó en mayo en 47.145 transacciones, lo que supone un incremento interanual del 17,5%. El precio promedio por m2 de las viviendas vendidas en mayo fue de 1.318 €, lo que supone un aumento del 0,3%. Los préstamos hipotecarios para la adquisición de una vivienda se incrementaron un 11,7% interanual en mayo, hasta los 20.391 nuevos préstamos. Su cuantía media experimentó un decremento del 2,6% en términos interanuales hasta los 125.738 €.

La compraventa de vivienda se situó en mayo en 47.145 transacciones, lo que supone un incremento interanual del 17,5% (13,0% en la serie corregida de estacionalidad), según refleja el último informe del Condejo General del Notariado.

Por tipo de vivienda, la venta de pisos mostró un incremento interanual del 18,1% (13,7% en la serie corregida por estacionalidad) y la de pisos de precio libre un 19,2%. Este aumento de las transacciones de pisos libres se debió tanto a la expansión de las ventas de pisos de segunda mano (20,4%) como al incremento de la venta de pisos nuevos (6,5% interanual). Por su parte, la venta de viviendas unifamiliares mostró un aumento del 14,8% interanual.

En términos de precio promedio, el metro cuadrado de las viviendas compradas en mayo costó 1.318 €, reflejando así un ligero encarecimiento del 0,3% interanual. Este aumento del metro cuadrado de las viviendas se debe, exclusivamente, al aumento del precio del metro cuadrado de los pisos (1,6%), ya que el metro cuadrado de las viviendas unifamiliares se redujo un 3,5% interanual.

Por su parte, el metro cuadrado de los pisos de precio libre aumentó un 1,6%. Dentro de éstos, el precio del m2 de los de segunda mano se situó en los 1.448 € (1,4% interanual) y el de los pisos nuevos en 1.798 € (3,4% interanual).

Por último, en mayo la compraventa de otros inmuebles se situó en 11.712 operaciones (21,5% interanual), de las cuales un 42,6% correspondieron a terrenos o solares. El precio medio por metro cuadrado de estas transacciones se situó en 237 € (254,3% interanual).

Caen los préstamos hipotecarios

El número de nuevos préstamos hipotecarios realizados en el mes de mayo fue de 29.412, lo que supone una caída interanual del 1,4% (-5,2% en la serie corregida de estacionalidad). La cuantía promedio de tales préstamos fue de 155.482 €, reflejando así una bajada del 5,9% interanual.

Por su parte, los préstamos hipotecarios destinados a la adquisición de un inmueble se incrementaron en mayo un 11,0% interanual (22.049 préstamos), debido tanto al incremento en la concesión de préstamos para la adquisición de una vivienda (11,7% interanual) como al aumento de los préstamos hipotecarios para la adquisición de otros inmuebles (2,5% interanual). La cuantía promedio de los préstamos para la adquisición alcanzó los 134.285 € (-2,3% interanual). En el caso de las viviendas, el capital medio fue de 125.738 €, suponiendo un decremento del 2,6% interanual y para el resto de inmuebles el préstamo promedio alcanzó los 235.749 € (1,6% interanual).

Los préstamos destinados a la construcción mostraron en mayo una contracción interanual del 5,7%, hasta los 492 préstamos. La cuantía promedio de los mismos fue de 397.622 €, recogiendo así una contracción interanual del 10,1%. Por su parte, la cuantía media de los préstamos para la construcción de una vivienda se redujo un 26,6% hasta los 255.165 € (399 operaciones).

Los préstamos hipotecarios destinados a financiar actividades empresariales experimentaron un incremento interanual del 6,2% hasta las 335 operaciones y su cuantía se redujo un 32,2% interanual hasta los 799.465 €.

Por último, el porcentaje de compras de viviendas financiadas mediante un préstamo hipotecario se situó en el 43,3%. Además, en este tipo de compras con financiación, la cuantía del préstamo supuso en media el 76,7%.

GÓMEZ-POMAR DESTACA LA APUESTA DEL NUEVO PLAN DE VIVIENDA POR EL ALQUILER Y LA REHABILITACIÓN

El nuevo Plan de Vivienda 2018-2021 favorece, especialmente, a aquellos colectivos con menores recursos, destacando los programas específicos para jóvenes –bien mediante una ayuda al alquiler o a la adquisición de la vivienda-, para las personas mayores y para aquellas en situación de desahucio. La compraventa de viviendas podría superar el medio millón a cierre de 2017.

El secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda, Julio Gómez-Pomar, ha destacado la apuesta del nuevo Plan Estatal de Vivienda 2018-2021 por el alquiler, la rehabilitación y la regeneración urbana, aspectos prioritarios para el Ministerio de Fomento.

Durante su intervención en un acto organizado en Barcelona por la Asociación de Promotores de Cataluña, Gómez-Pomar ha explicado que entre las novedades que incorpora este plan destacan los programas específicos para jóvenes –bien mediante una ayuda al alquiler o a la adquisición de la vivienda-, para las personas mayores y para aquellas en situación de desahucio.

Este documento, que nace desde el diálogo y el consenso con comunidades autónomas y agentes sociales, incorpora también ayudas orientadas a la mejora de la eficiencia energética, la conservación y accesibilidad, la regeneración y la renovación urbana y rural. Con esta nueva estrategia, el Ministerio de Fomento quiere diseñar una política social que permita a todos los ciudadanos acceder a una vivienda digna, al tiempo que se lleva a cabo una política urbanística encaminada a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.

Ayudas concedidas

Tanto el Plan 2013-2016 como las actuaciones anteriores han facilitado la concesión de más de 570.000 ayudas estatales a la vivienda por un importe superior a los 2.500 millones de euros.

En el caso concreto de Cataluña, el Ministerio de Fomento ha transferido ayudas estatales a la vivienda durante el periodo 2013-2016 por más de 335 millones de euros.

Recuperación del sector inmobiliario

Por otro lado, ha destacado el crecimiento de la economía española, y ha repasado los últimos datos económicos relativos al sector de la construcción.

Asimismo, ha recordado que a lo largo de 2015 y 2016 el PIB de la construcción ha finalizado con cifras de crecimiento tras años de caídas.

En este sentido, se ha referido a la recuperación del empleo en el sector de la construcción, con 1,12 millones de afiliados hasta mayo de 2017, así como al crecimiento de las compraventas de vivienda, que a cierre del primer trimestre han registrado el mayor número desde 2009. Con estos datos, Gómez-Pomar ha señalado que es probable que este ejercicio finalice con más de medio millón de transacciones de vivienda.

CAPITALES E ISLAS IMPULSAN UN 2,8% EL PRECIO MEDIO DE LA VIVIENDA EN EL PRIMER SEMESTRE

El valor de la vivienda terminada (nueva y usada) se ha incrementado un 2,8% desde enero, con las islas (+7,2%) y las capitales (+5,2%) como zonas destacadas.“Capitales y grandes ciudades”, con un 4,6%, y las “Áreas metropolitanas”, con un 4,2%, son las zonas donde más se ha incrementado el valor en los últimos 12 meses, frente a la caída del 2,6% registrada en “Resto de municipios”. El ajuste desde máximos de 2007 se sitúa en el 39,6%.

El índice IMIE General y Grandes Mercados se situó en junio en 1.380 puntos, lo que supone un incremento del 2,3% respecto a junio de 2016. Las “Capitales y grandes ciudades”, con una subida del 4,6% en el último año, y las “Áreas metropolitanas”, con un 4,2%, fueron las zonas que más aumentaron sus precios en tasa interanual. La vivienda terminada (nueva y usada) cerró el primer semestre de 2017 con un incremento del 2,8% en el periodo enero-junio, frente al 3,4% que mostraba hasta mayo. Desde máximos de 2007, la vivienda ha perdido de media un 39,6% de su valor.

El índice Tinsa IMIE General y Grandes Mercados, que se calcula a partir de las tasaciones de vivienda realizadas por la compañía, recoge cada mes la variación interanual del valor del m² de un inmueble y su nivel respecto al año 2001 (base 1.000) en cinco áreas representativas de los diferentes estratos que componen el mercado de la vivienda: Capitales y grandes ciudades; Áreas metropolitanas; Costa mediterránea, Baleares y Canarias, y Resto de municipios. Los números absolutos (puntos) corresponden al valor del índice, no representan en ningún caso el precio por metro cuadrado de las viviendas.

Los 1.380 puntos del Índice General registrados en junio suponen que el precio medio en España regresa al nivel de junio de 2014, o al de septiembre de 2003 si se retrocede hasta el escenario previo al estallido de la crisis.

Además de en las “Capitales y grandes ciudades” (+4,6%) y las “Áreas metropolitanas” (+4,2%), la vivienda también aumentó su precio medio en tasa interanual en la “Costa mediterránea” y en las islas (“Baleares y Canarias”), un 1,9% y un 1,5%, respectivamente. Por el contrario, las poblaciones más pequeñas (“Resto de municipios”) mostraron en junio un nivel de precios un 2,6% inferior al del mismo mes de 2016.

VARIACIÓN ACUMULADA EN 2017 (ENERO-JUNIO)

El grupo “Baleares y Canarias” ha mostrado un gran dinamismo en la primera parte del año, al incrementar un 7,2% su valor medio en los seis primeros meses de 2017, al igual que en las “Capitales y grandes ciudades”, que se han revalorizado un 5,2% desde enero. También se ha incrementado en el primer semestre el valor medio de la vivienda en la ”Costa mediterránea” (+2,4%) y en las “Áreas metropolitanas” (+2,2%). La evolución tiene signo negativo en el semestre en las localidades más pequeñas, agrupadas en “Resto de municipios”, donde la vivienda es un 2,3% más barata que al comienzo del año.

VARIACIÓN DESDE MÁXIMOS

No se registraron avances en junio en la reducción del ajuste de precios provocado por la crisis. La vivienda muestra un descenso acumulado del 39,6% en la última década, frente al 39,2% del mes de mayo. La zona menos castigada desde el estallido de la crisis es el grupo formado por “Baleares y Canarias”, donde el valor medio se ha reducido un 25,7%. También en “Resto de municipios” (-38,4%) el ajuste es inferior a la media nacional. Por el contrario, la “Costa mediterránea” es la zona donde más duro ha sido el ajuste desde 2007, un 47,5% de caída, seguida por las “Áreas metropolitanas”, con un descenso del 43,5%, y por las “Capitales y grandes ciudades”, con una caída del 41,2%.